El cineasta Bruno Irizarry sigue apostando a la producción local con nueva entrega

El cineasta Bruno Irizarry sigue apostando a la producción local con nueva entrega

12/26/2019 Desactivado Por kritikando

  • El director boricua próximamente presentará el filme
    Yerba Buena, sobre la vida post María y el cannabis medicinal

La propuesta artística del
productor y director puertorriqueño Bruno Irizarry sigue evolucionando. Luego de haber explorado la comedia romántica con su película

200 Cartas (2013), Irizarry vuelve a la carga con Yerba Buena, el cual ofrece una mirada única a el ingenio del puertorriqueño tras el paso del huracán María.

El filme, cuyo estreno está pautado para
el jueves, 30 de enero es uno de muchos proyectos que el director está desarrollando casi simultáneamente, lo que refleja su compromiso con el cine local y su potencial. Al presente escribe un drama y una comedia. Para agosto 2020 tiene programado estrenar

23 horas, un sci-fi criollo protagonizado por Jeimy Osorio y Roy Sánchez-Vahamonde. Simultáneamente está desarrollando la película Bella.

“Gracias a la labor del programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica, el cine puertorriqueño está experimentando un renacimiento. Están enfocados en fortalecer la industria local, crear oportunidades y taller, y exportar nuestro producto creativo. Es un buen momento para hacer cine local. Tenemos la responsabilidad de aprovecharlo y continuar creciéndolo”, comentó el director.

Yerba Buena cuenta la historia de tres amigas durante las secuelas inmediatas luego de la tormenta: Sonia (Karla Monroig), una maestra con licencia para consumir cannabis medicinal, Mary (Isel Rodríguez) y Juana (Jessica Rodríguez). Juana está recuperándose de su proceso de quimioterapias. Al no haber agua ni luz, Sonia decide hacer brownies con cannabis para ayudarla a dormir y a relajarse. Resulta ser una iniciativa que también une a los vecinos y fortalece la resiliencia de la comunidad.

Más allá de explorar las bondades del
cannabis medicinal como alternativa viable para atender un sinnúmero de condiciones médicas crónicas y como motor de desarrollo socioeconómico para el país, Irizarry recalcó que la película también expone el espíritu de resiliencia del pueblo ante situaciones
difíciles.

“Todos pasamos por situaciones similares tras la tormenta: falta de señal de teléfono, los ruidos de las plantas eléctricas, la espera eterna por las ayudas de las autoridades… pero el denominador común es que estas experiencias lograron unir comunidades. En la narrativa, las amigas Sonia, Mary y Juana impulsan y fortalecen – de manera inesperada – ese sentido de unidad para vencer grandes obstáculos”, dijo. Por lo tanto, cataloga a
Yerba Buena como una historia de amistades, comunidad y el potencial del cannabis medicinal.

El filme estrenará en las salas de cine
el próximo jueves, 30 de enero. Para conocer más sobre Yerba Buena accede a
https://www.facebook.com/yerbabuenamovie/
y
https://www.instagram.com/yerbabuenamovie/.